Alguna vez te has puesto a pensar ¿por qué son tan exitosas las historias que nos venden en los cómics?, a pesar de que estas tiene más de 80 años y que el primer cómic como tal presentando un personaje con arquetipo de superhéroe se publicó en junio de 1938, de un tal Superman.

Existen muchas casas editoras de este tipo de historias, pero sin duda, las más grandes y exitosas competidoras en este genero son: DC Comics y Marvel.

Ambas compañías han creado personajes que se han convertido en leyendas y que además han creado legiones de fanáticos que han convertido en “cultos” sus historias.

Pero hagamos una breve reseña de fechas y personajes para entender la magnitud de lo que estas empresas han llamado universos, universos extendidos o tierras (más de una):

  • 1938Superman bajo el título de The Action Comics
  • 1939Batman bajo el título de The Detective Comics (ya en 1937 a partir de este nombre se crea la editora DC comics.)
  • 1940Capitán Maravilla o Captain Marvel en la primera edición de Whiz Comics, de la editorial Fawcett Publications, posteriormente adquirida por DC para hacer la primera aparición de este superhéroe con el nombre de Shazam en 1973.
  • 1941: Se lanza el primer cómic con contenido bélico, haciendo aparición el superhéroe más patriótico de todos los tiempos: El Capitán América, en Captain America #1, Otra inclusión importante es la de Wonder Woman de William Moulton Marston (creador del detector de mentiras).

Estas son fechas de creación de personajes que en todos estos años se han convertido en leyendas y que han acompañado nuestra infancia, adolescencia, juventud, adultez, en fin cada etapa de nuestra vida, y la pregunta surge de nuevo ¿por qué después de más 80 años seguimos atentos a estas historias? ¿Por qué seguimos comprando los cómics, viendo las películas, comprando su merchandising?, la respuesta no es sencilla pero si se puede resumir en pocas palabras: su contenido.

En publicidad y el marketing de contenidos, el objetivo de los redactores y creativos, es atrapar a la audiencia con historias que sean fáciles de: leer, entender, que cautiven y que las personas esperen más y más.

Lo anterior se define con facilidad pero es complicado de lograr,  para los genios detrás de los comics este ha sido su trabajo por muchos años.

Las agencias de marketing de contenidos les encantaría tener entre sus filas a Bob Kane y Bill Finger creadores de Batman un tipo oscuro que se hace llamar el caballero de la noche, este ultimo Finger fue el creador de Linterna Verde, otro “dúo dinámico” fue el de Jerry Siegel Joe Shuster creadores de nada más y nada menos que de Superman un alienígena llamada Kal-El pero que todos conocen en las oficinas del diario El Planeta como Clark Kent , o de un muchacho llamado Stan Lee creador de Spiderman , cuya primera aparición fue en 1962, sería el departamento de creación que soñarían todas las agencias del mundo, o de la Tierra 1 o Tierra 2, o de universos paralelos.

Otra cosa que los marketeros deberíamos aprender de los cómics es la capacidad de reinventarse, para ellos no existe una fórmula definitiva ni única, si hay que darle una vuelta al timón lo hacen y se arriesgan, aunque no siempre sean exitosos en ello,  un ejemplo de un experimento que no ha resultado totalmente exitoso es: “Los nuevos 52” de DC Comics , en donde pretenden iniciar de cero a todo el universo extendido y publicar 52 nuevas historias mensuales, ha sido agotador y no ha dado los resultados esperados.

Sus historias parecen tener fin y ese número de comic se vende por millones para después en unas revistas más tarde descubrir que la historia no ha terminado, ejemplos:

  • La Muerte de Superman” es un cómic de 1992, aquí Superman pelea con Doomsday y ambos mueren a causa de las heridas, por cierto, este último fue el que le dio muerte al personaje en la película “Batman vs Superman” de 2016.
  • Batman: Una muerte en la familia, 1988, en esta historia muere a manos del Joker el segundo Robin de nombre Jason Todd. Esta muerte fue consultada con los fanáticos del cómic ya que Jason Todd a diferencia de Dick Grayson (o como lo conocíamos en español Ricardo Tapia, no sé la razón) no gozaba de la simpatía del público, DC Comics hizo un concurso en donde preguntaron cual debía ser el futuro de Jason, y la muerte del personaje ganó por 72 votos.

Superman después fue resucitado y Jason Todd volvió a la vida convirtiéndose en uno de los antihéroes de DC Comics llamado Red Hood, en el universo de Marvel el más famoso antihéroe es Dead Pool.

En conclusión no poner límites a la imaginación es una de las claves para crear historias exitosas, dejar a la audiencia con ganas de más y hacer entregas por capítulos es otros de los secretos para crear fanáticos o lovemarkers; estos últimos comentan, perdonan, crean cultos y recomiendan.

El sueño de todo marketero.

WhatsApp chat